Seleccionar página

Seguimos analizando iOS como plataforma de podcasting. 

Sigo con mi análisis del iPad como plataforma de creación de Podcasts. Llevo ya dos meses en los que mi herramienta de trabajo principal es el iPad Pro 12” 1a generación, con un teclado Logitech bastante ergonomico. La plataforma es muy usable, pero a veces hay carencias que me obligan a ir de vez en cuando al Mac. Por ejemplo ayer tuve que usar el Excel de Mac para importar un archivo CSV (Coma Separated Values) ya que ninguna de las 3 hojas de cálculo para iOS lo permite. 

En lo que se refiere específicamente a podcasting, intenté hacer la postproducción del sexto episodio del podcast Cabalgaelcometa –  en Garageband para iOS. Y no pude. Garageband es un gran software, y viene gratis con la plataforma lo que hace que sea mucho más impresionante. Pero tiene dos limitaciones que para mi hacen que no sea mi herramienta de producción. Ojo, creo que Garageband puede ser la plataforma de trabajo para muchos podcasters y un excelente paso inicial para aprender los principios básicos de trabajar con un DAW.  

Las limitaciones que hacen que garageband para podcasting

– Compresor demasiado simple.
– Limitación del tiempo de corte. Por algún motivo que se me escapa Garageband limita el tiempo máximo de un corte de audio a 22 minutos más o menos. Los que me siguen en otros podcasts saben que no es raro que produzca un episodio de más de una hora, cuando grabo conversaciones. Cuando grabé mi primer episodio de Cabalga El Cometa ya usé Garageband para grabar la entrevista con Benjamí Villaoslada. Tuve que partir la grabación en cuatro proyectos. Por otra parte los cortes – que sucedian de forma súbita en la conversación  – motivaron que usara la entrada de cuñas sin anunciar cosa que he convertido en parte del formato del programa y uso para dar un poco de aire a conversaciones muy largas. No hay mal que por bien no venga. 

La mera existencia de Garageband es esencial para la plataforma  iOS, como lo fue en su día para el Mac. Por una parte muchos hemos aprendido edición de audio en Garageband. Por otra parte Garageband establece el listón mínimo de las DAWS para iOS. Las apps cutrillas de audio no tienen espacio de mercado en la plataforma iOS. Los desarrolladores de DAWS tienen sólo dos opciones: Crear joyas de apps que superen a Garageband y que estén al nivel de Logic Pro X, Cubase e incluso Pro Tools. Hacer apps muy específicas que resuelvan las necesidades de un grupo muy concreto de usuarios, ignorando lo que quiere el resto. 

Lo que me lleva al segundo tema de este episodio:

Se especifico; ignora a quien no es tu audiencia.

Seguro que habéis visto alguna vez una peli de esas que  llaman Tele-Film. Son esas que ponen en las televisiones los domingos a las cuatro de la tarde. Esas en las que siempre sabes que va a suceder y que tienes la impresión de ya haber visto. 

No hay nada de malo en estas películas. Pero seguro que no las vas a recomendar, comentar en la pausa del café o las vas a elegir en Netflix. El origen de estos tele films viene de la época cuando había pocas – o relativamente pocas – cadenas de televisión. Colocar un programa en la programación de una cadena era muy caro, era importante obtener una buena porción de la audiencia. Por ello el contenido se pensaba y diseñaba para un amplio espectro de la población. O sea para todos los públicos. Y no me refiero a que los niños lo pudieran ver. Me refiero a no excluir a nadie por el tipo de contenido. El contenido estaba diseñado para todos los niveles educativos, culturales, espectro político y sensibilidad. Por eso cuando en el Equipo A había un accidente de coche – por cierto siempre era el mismo stunt, ese del coche que volcava de lado – siempre se veía como los ocupantes salían ilesos aunque aturdidos. Y todas esas balas que se disparaban nunca daban a nadie, salvo alguna vez a uno de los miembros del Equipo A que se curaba en el mismo episodio o en el siguiente tras el cliffhanger. 

Contenidos generales, sin aristas, pensados para todo el publico. 

La serie más vista de todos los tiempos, de la que más gente habla y todos estamos esperando que llegue la última temporada y se publiquen los libros de una vez, es Juego de Tronos. El primer capítulo de la serie y el primer capítulo del primer libro terminan de una forma muy concreta y específica. La reina Cersei es descubierta por un niño de 10 años en pleno coito con su hermano gemelo – !Su hermano gemelo! –  y su hermano lanza el niño muralla abajo mientras dice “Las cosas que uno hace por amor”. 

!Bam!

No he tenido que ver, ni re-leer la escena. Esta grabada en mi memoria y seguro que en la vuestra. Se me ocurren pocas formas más incorrectas de cerrar un capitulo/episodio, y no las voy a decir porque me encerrarían en una mazmorra llena de ogros y lagartos albinos. Seguro que esa escena ha recibido un montón de críticas. Que muchos dejaron de ver la serie o leer el libro en ese momento y otros les dieron malas criticas o reviews en Amazon y otros sitios.

Juego de Tronos es específico. Tiene aristas. Tiene personajes en el rol de protagonistas que son despreciables y odiosos. Hay incesto, parricidio, estafa, chantaje, traición, violencia, sexo, maltrato a niñas, niños y animales, machismo, violencia por un tubo e incluso escenas de tortura en mi opinión gratuitas e innecesarias. Y personalmente me encanta. No por estos motivos, sino porque es especifico, autentico, coherente y cuenta una historia  que te cautiva. 

Pero no es para todo el mundo. 

JRR Martin hace muchísimos años que trabaja escribiendo guiones para series televisivas. Una de ellas fue un cruce entre “La bella y la bestia” con el Equipo A que llegó a emitirse en españa. Martin no puso nada de lo que he contado de Juego de Tronos en “La bella y la bestia + Equipo A”. Era una serie que se dejaba ver, pero no era memorable. De hecho me acuerdo de esa serie porqué leí una entrevista a JRR Martin donde este hablaba de ella y até cabos. Pero me acuerdo perfectamente de la escena donde Jaime Lanister lanza muralla abajo a Bran Stark.

JRR Martin tuvo que escribir los guiones de “La bella y la bestia” para satisfacer a todos los públicos porque se iba a distribuir a todos los publicos. No era especifico, no tenia aristas y por ello era mediocre. No malo. Mediocre significa hecho para la media. 

La distribución masiva a todos los públicos está ocupada por los de siempre. Hay barreras de entrada. Y seguramente ni yo ni la mayoría de vosotros vais a acceder a los canales para todos los públicos. Pero hoy los canales de distribución masiva – TV, Radio AM/FM, Periodicos – compiten con los canales de internet: blogs, youtube/vimeo, y sobretodo los podcasts. 

Como podcasters no tiene sentido que acotemos nuestro contenido para un publico general. Piensa en quien es tu publico. ya sabéis que cuando escribo y hablo para Creapodcast mi publico es mi amigo Miquel Gabarró, de Besuricata. No voy a bajar el nivel, no voy a suavizar el lenguaje, no voy a dejar de meterme en una madriguera de conejo geek sobre un tema técnico de compresión o de ganancia. Voy a hacer lo que hago, y si el programa no te gusta y me dejas un comentario negativo… pues gracias por intentar escuchar el programa, ya sabes que no es para ti,  lo siento, yo voy a seguir haciendo lo que estoy haciendo. Y lo voy a hacer más personal, más específico porqué sólo siendo especifico y añadiendo aristas voy a conseguir hacer algo único para una audiencia que quiere exactamente esto y que me va a echar de menos si no lo hiciera.

Y si vas a crear un podcast tú también debes ser tu, debes ser especifico y añadir tus aristas. Viene a la mente el amigo Alex Ballesté que entrevisté hace un tiempo cuyo podcast  Programar es una Mierda” tiene aristas hasta en el titulo. ¿Es lo bastante específico?